viernes, 15 de mayo de 2009

Matar a una persona.

"Matar a una persona por defender a un ideal, no es defender un ideal: es matar a una persona".

video

Han pasado dos años y medio. Josué Estébanez de las Heras, de 23 años, soldado del Ejército de Tierra, acudía a una manifestación xenófoba de las Juventudes de Democracia Nacional. Carlos Javier Palomino, de 16 años, junto con sus colegas antisistema, pretendían reventarla. El destino quiso que los dos coincidieran en el mismo vagón del metro de Madrid con dirección a Usera. Este encuentro provocó un dramático giro en la vida de Josué y mortal para Carlos Javier.

Dos grupos tan distintos y tan iguales. Neonazis y Antisistema, sus manifestaciones no suelen ser pacíficas y son calificadas de alto riesgo por la policía. Son violentos y suelen ir armados. Bates de béisbol, navajas, cuchillos, palos, pequeñas hachas. Actúan en grupo y se alientan a través de varias páginas webs y blogs. Suelen ir en grupo y se aprovechan de su superioridad numérica y sus armas.

Viven instalados en la "cultura de la violencia", que es el núcleo real de su doctrina, pues sus ideas son muy simples, contradictorias y llenas de mitos ridículos.
"Hay que romper, apalear y matar. Somos fascistas, neonazis y racistas"
"Ataka y destroza. Punks, macarras del asfalto ha llegado la hora de la guerra, ha llegado la hora de limpiar nuestras calles, nuestros barrios y nuestros institutos de basura fascista. Ha llegado la hora de atakar y machacar, la hora de organizarnos, formar bandas, y pisarles el cuello. Nuestros puños y botas serán nuestra bandera. El odio es nuestra fuerza".

No hay comentarios: