viernes, 15 de mayo de 2009

Tesoros del Vaticano





No se si es por ignorancia o por mala baba, que surgen grupos como el de ¡¡¡CAMBIO TESOROS DEL VATICANO POR COMIDA PARA AFRICA!!!TE APUNTAS? en facebook.
Para dar una respuesta a los ignorantes, he creado este grupo. Con los de la mala baba, no hay nada que hacer.
No hay peor tonto que el que no quiere saber.
Seamos serios, que alguien aporte datos. Si se da por supuesto que en el Vaticano hay grandes tesoros que se diga ¿qué tipo de tesoros? ¿joyas, cuentas bancarias...? ¿dónde están? ¿cuánto es su valor? 
Si para erradicar la pobreza se necesitan vender las obras de arte del Vaticano, también se podrían vender los museos del Prado, Louvre y el Metropolitan Museum of Art junto con las obras de arte de todos los museos del mundo para combatir el hambre a nivel mundial. ¿Pero sería ésta la verdadera solución al problema de la pobreza?
Existen futbolistas, toreros, cantantes, actores, etc., que ganan verdaderas fortunas para vergüenza suya y nuestra, que lo consentimos. Todos nos preguntamos, ¿en qué se gastan ese dinero?¿ayudan a alguien?¿colaboran con entidades benéficas?.
Con ese dinero, así como el de muchos funcionarios que sobran y una gestión de los gobiernos más solidaria con los países pobres, algo se podría hacer.


El verdadero tesoro del Vaticano, es Cristo. También encontramos tesoros en el que ama y perdona, así como en la cantidad de obras sociales en las que trabaja la Iglesia Católica.

2 comentarios:

Amador dijo...

Toda la razón. Me pongo rabioso cada vez que veo a gente como, qué sé yo, Casillas o Raúl, archimegamillonarios sin dar un palo al agua,salir en spots televisivos pidiéndonos a nosotros, que la mayoría estamos en paro o cobrando auténticas miserias, que colboremos en no sé qué fundaciones u ONG's. ¿Ellos cobrando auténticas e inmorales millonadas por no hacer prácticamente nada y somos nosotros los que tenemos que ayudar al Tercer Mundo? Es indignante y hasta vergonzoso. Y eso que soy del Madrid, pero con esta gente tan hipócrita y creída no trago, de verdad.

Ricardo dijo...

Así es. Es una vergüenza que pretendan concienciar a la sociedad, que en su mayoría somos mileuristas o estamos en paro, de que el Tercer Mundo depende de nosotros, cuando existen fortunas verdaderamente aberrantes que no mueven ni un euro para dar una pequeña limosna, cosa que nosotros si hacemos.
Un abrazo, Amador.